Érase una vez

Érase una vez un ratón social en problemas

Un ratón social que trabajaba duramente en una pequeña ONG. Era un ratón fiel a sus valores y principios que confiaba en conseguir un mundo mejor.

El ratoncillo junto al resto de compas, planificaban, implementaban y justificaban sus recursos, una y otra vez, desde hacía más de 20 años. Ayudaban a las personas y al planeta, realizan una labor titánica incluso en los peores momentos de crisis, ya que reconocían el impacto positivo que conseguían.

Un día, el ratón social se dio cuenta de que sus compas estaban cada vez más desanimados con su trabajo, de alguna manera se sentían invisibles y perdidos ante los diferentes desafíos, solos y sin apoyos.

Ante esta situación, el ratón social comprendió que era momento de cambiar la forma de hacer las cosas. Su fórmula se había quedado algo anclada en el pasado, el mundo había girado demasiado deprisa y en algún momento les habían dejado atrás en su rueda de la rutina.

La búsqueda de ayuda

Así pues, nuestro prota paso varios días observando y meditando, estudiando a “su competencia”, a sus referentes, a su familia… Finalmente reconoció que necesitaban ayuda y a pesar de sus resistencias, decidió llamar a ratón digital.

Ratón digital se mostró super dispuesto a acudir en su ayuda. Escuchó con atención todas sus frustraciones, miedos, capacidades e intereses.

Ratón digital supo reconocer en ratón social muchos de los retos que enfrentaban otros de su misma especie: la transformación digital, la cultura del cambio, falta de herramientas, la búsqueda de recursos económicos, etc.

La llave de la transformación

El ratón digital permaneció en silencio un tiempo hasta que respondió “no hay magia que pueda arreglar vuestros problemas de la noche a la mañana… pero se me ocurre una llave maestra que os permitirá abrir la puerta de la transformación que necesitáis

El ratón social se mostraba desconcertado, ¿qué clase de llave sería esa? El ratón digital siguió hablando: “es una llave a la que todo el mundo tiene acceso, pero pocos son conocedores de su verdadero potencial. Una llave que no tiene coste alguno, que te permite llegar a miles de personas sin moverte del despacho, a un click de tu pata de ratón”

A estas alturas nuestro prota se encontraba tomando apuntes para trasladarlo a sus compas. Tenía un buen presentimiento.

“Con esta llave podréis abrir vuestro trabajo al mundo, convencer a los recelosos, crecer para sentiros en compañía, acercaros a quien os puede ofrecer oportunidades, compromiso de quienes creen en vuestras acciones para crear una comunidad que os ayude cuando lo necesitéis, y así, continuar transformando el mundo si es lo que queréis” dijo el ratón digital.

A estas alturas el ratón social ya estaba patidifuso ¡todo lo que necesitaban con una sola llave! Ni el mejor queso del mundo podía ofrecer tanto ¿pero por donde comenzar?

El comienzo del cambio

Ante el desasosiego de su oyente, el ratón digital continuo su argumento: “compa, que mis palabras no te desorienten. Para alcanzar estos objetivos requeriremos de un plan de acción, de compromiso y apertura, pero, sobre todo, de capacitación de aquellos roedores que vayan a manejar esta llave. Es importante que crezcáis con vuestros pasos, os apropiéis de la llave y que midáis vuestro crecimiento, ¿lo has comprendido?”

El ratón social compendió que se encontraban ante una carrera de fondo, que salir de su rueda giratoria les causaría temor, pero a la vez les fortalecía para enfrentar este y otros retos a futuro.

¡A por todas!

Debían aprovechar las oportunidades y el acompañamiento que le ofrecía el ratón digital para crecer con seguridad. Finalmente, con curiosidad el ratón social preguntó: “dígame, ¿cuál es el nombre de la llave que tantas ventajas ofrece y a la vez de compromiso y perseverancia requiere?”

El ratón digital respondió acariciando sus bigotes: “de las Redes Sociales, compa, de las Redes Sociales”.

¿Quieres comenzar ya con la transformación?

Los siete errores más comunes que cometen las ONGs en sus RRSS y el check list que necesitas para aumentar tu impacto

Descarga la guía gratuita y empieza ya con la transformación de tu proyecto.